LOS COMPORTAMENTOS ALIMENTARIOS EN LA PSICODIETA

 


La psicodietas se originan partiendo de que el comportamiento alimenticio suele ir de la mano con la psicología, y que ambos se influyen mutuamente.
Este tipo de dietas afirman que el factor psicológico es vital tanto en los regímenes de adelgazamiento, como en aquellos para subir de peso. Por ello estas dietas intentan compatibilizar el tratamiento psicológico con el dietético.
Existen varios regímenes incluidos entre las dietas psicológicas, uno de ellos es la llamada Psicodieta. Su autor es  la doctora Silvana Dallera, que junta a Nicola Sorrentinoespecialista en Ciencias de la Alimentación Dietética de la Universidad de Milán, y a la doctora Silvana Dallera, crearon este régimen alimenticio que se basa en una clasificación de los comportamientos alimentarios, asignándole a cada grupo un tipo de dieta diferente, que incluye los alimentos que le sirven de compensación psíquica.
Los comportamientos alimentarios en la Psicodieta, han sido clasificados en los siguientes cuatro grupos:
La psicodietas se originan partiendo de que el comportamiento alimenticio suele ir de la mano con la psicología, y que ambos se influyen mutuamente.
Este tipo de dietas afirman que el factor psicológico es vital tanto en los regímenes de adelgazamiento, como en aquellos para subir de peso. Por ello estas dietas intentan compatibilizar el tratamiento psicológico con el dietético.
Existen varios regímenes incluidos entre las dietas psicológicas, uno de ellos es la llamada Psicodieta. Su autor es el médico italiano Marco Pascalli, que junto a Nicola Sorrentino, especialista en Ciencias de la Alimentación Dietética de la Universidad de Milán, y a la doctora Silvana Dallera, crearon este régimen alimenticio que se basa en una clasificación de los comportamientos alimentarios, asignándole a cada grupo un tipo de dieta diferente, que incluye los alimentos que le sirven de compensación psíquica.

Los comportamientos alimentarios en la Psicodieta, han sido clasificados en los siguientes cuatro grupos:
1. Agresivo
• Características: apuesta por la vida moderna, es carnívoro por excelencia y gusta de las comidas de olor y sabor intenso. Adora el picante y las sustancias estimulantes como el café o el tabaco. Se decanta por los alimentos crujientes porque masticar es para él una forma de canalizar sus tensiones.
• Dieta: La dieta agresiva es a base de alimentos de sabor muy definido. Debe incluir carne de ternera, pollo y conejo. Alimentos crujientes como pan, hinojo, zanahoria, rabanitos, coliflor, brécol y quesos fuertes.
2. Depresivo
• Características. come de forma compulsiva y sin preferencias. Comer es una especie de distracción para él, y cuando se siente triste, solo o aburrido asalta la nevera intentando llenar su vacío interior.
• Dieta: La dieta para el depresivo debe incluir platos que por su volumen sacian el hambre rápidamente, como verduras troceada para ensalada o para sopas. Ensaladas de hojas verdes, pastas, arroz cocido, queso troceado.
3. Regresivo
• Características: se identifica con el eterno adolescente agobiado por problemas o insomnio. Comer le devuelve la paz y el sosiego. Le fascina el azúcar en todas sus formas.
• Dieta: La dieta regresiva por tanto es a base de alimentos dulces. Los dulces y chucherías, han de estar presentes en esta dieta, aunque de forma controlada.
4 Defensivo
• Características: busca en los alimentos una defensa y compensación emocional y al mismo tiempo energía. Al comer siente que recarga sus baterías y que eso le hace menos vulnerable. Para el defensivo la grasa se convierte en una especie de escudo protector (en su imaginación).
• Dieta: La dieta defensiva debe incluir alimentos energéticos como son los hidratos de carbono, preferiblemente complejos (pan, pasta, legumbres, arroz y patatas).
A continuación se describe un menú tipo para cada grupo:
Dieta para el tipo Agresivo
Desayuno: Té con limón y dos tostadas de pan.
Media mañana: Yogur natural con una cucharada de salvado tostado.
Comida: Pasta o arroz con tomate y queso de oveja, coles de bruselas con aceite de oliva.
Merienda: Una pieza de fruta.
Cena: tortilla de dos huevos y ensalada de zanahoria aliñada con aceite de oliva.
Dieta para el tipo Depresivo
Desayuno: Café con leche y biscotes.
Media mañana: Fresas con zumo de limón.
Comida: Verdura de hoja ancha con limón o vinagre, pechuga de pollo a la plancha y una cucharada de aceite de oliva.
Merienda: Zumo de pomelo.
Cena: Sopa de verdura con arroz, espinacas hervidas y una cucharada de aceite de oliva.
Dieta para el tipo Regresivo
Desayuno: Café con leche descremada y dos biscotes con una cucharada de miel.
Media mañana: Yogur natural.
Comida: Arroz cocinado con azúcar, aceite de oliva y hierbas aromáticas, zanahorias al vapor.
Merienda: Yogur natural con trozos de fruta natural de temporada, salvo plátanos, higos, uvas, caquis y frutas secas.
Cena: Requesón, biscotes, hinojo hervido y una cucharada de aceite de oliva, una pieza de fruta.
Dieta para el tipo Defensivo
Desayuno: Café edulcorado y leche descremada con cereales.
Media mañana: Macedonia de manzana y kiwi.
Comida: Pasta con tomate y albahaca, y ensalada de verduras verdes, junto con tomate y aceite de oliva.
Merienda: Yogur natural con trozos de fresa.
Cena: Berenjenas cocidas, una cucharada de aceite

http://linkis.com/www.dienut.com/jUJ7Q )